Osteolaemus tetraspis

Como su nombre lo indica, esta especie no tiene el tamaño de los cocodrilos que convencionalmente conocemos. Es la especie más pequeña que se conoce hasta hoy y su estilo de vida es ligeramente diferente al de los ejemplares más grandes.

Tienen una subespecie aunque esta no es muy conocida: Osteolaemus tetraspis osborni, informalmente denominado cocodrilo enano del Congo.

Anatomía

Aunque son considerados de menor tamaño, lo cierto es que alcanzan considerables longitudes. Miden de 1.5 m a 1.9 m como máximo. Su peso se mantiene entre 18 y 40 kg, pero algunos machos llegan a pesar 80 kg.

Es la especie más “pequeña”: miden de 1.5 m a 1.9 m de longitud.

Son de color oscuro con una zona ventral amarillenta y salpicada con manchas negras irregulares. Los individuos juveniles tienen tonos marrones y amarillos. Su hocico es corto y ancho, además de que la cabeza no es plana como la mayoría de los cocodrilos y aligátores, sino que la boca queda mucho más abajo de la altura de los ojos, lo que les da una curvatura y apariencia muy diferente.

Sus osteodermos están distribuidos en la parte inferior de su grueso cuello, espalda e incluso en el vientre. Poseen un máximo de 42 piezas dentales en forma cónica.

Distribución y hábitat

Son endémicos de África, abarcando la zona occidental, central y las tierras bajas tropicales del territorio subsahariano occidental. Algunas naciones que abarcan son: Camerún, Congo, Nigeria, Senegal, Malí, Ghana, Sierra Leona, Togo y Angola.

Viven en lagunas pantanosas y ríos de corriente ligera en selvas tropicales. Acostumbran excavar madrigueras para mantenerse frescos durante las estaciones más secas y calurosas del año.

Características del cocodrilo enano.

Cocodrilo enano – Osteolaemus tetraspis / Autor de la imagen: Staycoolandbegood.

Comportamiento

Son solitarios, exceptuando la temporada de reproducción. Son de movimientos lentos y a diferencia de otros cocodrilos muestran un comportamiento tímido. Sus actividades son realizadas generalmente en horas de la noche y no presentan conflictos entre individuos.

Pueden caminar en tierra firme para buscar un sitio adecuado en el que puedan tomar el sol en caso de que su temperatura corporal esté baja. Una vez que logran absorber calor, buscan la sombra y dejan que el cuerpo se equilibre. También logran correr en caso de que se presente una amenaza.

Alimentación

El cocodrilo enano se alimenta de diversos invertebrados, así como de peces y anfibios, pero cuando no tiene mucha opción recurre a los crustáceos y a la carroña.

El hecho de ser pequeño no significa que no mantiene ese instinto depredador con gran habilidad para atrapar presas. Como todos los cocodrilos, dentro del agua es mucho más peligroso que fuera de ella.

Reproducción

Las hembras construyen montículos de vegetación entre mayo y junio, meses en los que comienzan las lluvias. Los fabrican cerca del agua para que la madre no tenga que alejarse mucho cuando quiera refrescarse.

De 10 a 20 huevos de 28-30 cm son incubados tras un período de 85 a 105 días y la madre los protege celosamente de cualquier tipo de peligro. Una vez que nacen, ella los defiende de múltiples depredadores que merodean por la zona en espera de algún descuido.

Finalmente son llevados al agua en el interior de la boca de la madre para que puedan realizar sus primeras cacerías.

Estado de conservación: Vulnerable

Amenazas

Son especies en estado de conservación Vulnerable (VU). El deterioro de su hábitat natural y la caza furtiva para la obtención de su carne son sus principales amenazas. Debido a su tamaño y a su poca agresividad comparada con la de otros cocodrilos, es fácil capturarlos, esconderlos y transportarlos. En Gambia y Liberia están al borde de la extinción.